Coche, coche

by Tina Paterson on 8.28.2009






Casi 90 km. al día, ida y vuelta dentro de la misma ciudad.
Atascos abismales, históricos, monstruosos.
Paciencia infinita.
Vendedores ambulantes de calas, la flor favorita de Virginia, entre los carros. Comprar un ramo de flores, bajando la ventanilla es de lo más bello que se puede hacer en esta ciudad cotidianamente.

Gente que se levanta a las cinco de la mañana, se ducha, toma el coche en el instante de menos tráfico posible, llega a la puerta de su trabajo, aparca, saca una manta y duerme en el asiento hasta que llega su hora de entrar al tajo. Insólito.

A esta ciudad le hace falta una tuneladora.
Parece mentira que yo diga algo así.

Mañana: Córdoba, Argentina.
D.