Readers

by Tina Paterson on 7.24.2016



¿Dónde pasar la tarde del domingo en Taipei? En librería del centro comercial, claro.
Readers.
D.

Amá

by Tina Paterson on 7.20.2016



Amá mira desde una pequeña silla a la puerta de su casa.
Ella es menuda también. Tiene muchos años, muchas vidas encima.

Kinmen fue tierra de emigrantes y tierra de "indianos". Hoy se visitan las "lujosas" viviendas que se construyeron con lo que ganaron en tierras lejanas. Isleños y agricultores, que huyeron de la miseria en la misma época que aquellos españoles que fueron a América del Sur, y volvieron con dinero para construir sus pomposas casas burguesas en aquellas aldeas de nuestro norte.

Desde aquí sus destinos fueron de lo más variado: A la próspera Sanghai, a Indonesia y Singapur, hasta aquellos que fueron hacia la fiebre del oro en San Francisco o al Perú. A principios del siglo XX, aquellos chinos del sur, poblaron lejanas tierras, testigos de la historia de Asia y América. Pero, Amá se quedó.

Su novio, el día antes de irse a Singapur se casó con ella y le dió una casa. Pero no se la llevó con él. Ella nunca entendió aquella decisión. Esa noche, antes de la partida, ya la había dejado dejado embarazada por primera vez.

Su marido antes de jubilarse, volvió nueve veces más. Tuvieron diez hijos. Ella los cuidó, sola, esperando, mientras muchos de sus vecinos iban y venían por el mundo.

Al final Taiwán, tierra pobre, tierra de emigrantes, se convirtió en un pais próspero, y su marido, ya jubilado, regresó para no marchar jamás. Ella le cuidó hasta su muerte, aunque siempre supo que en Singapur tuvo otra vida, otra mujer, otros hijos.

Amá mira en la puerta de su casa al horizonte de una isla, en la que siempre estuvo sola.
D.

Puerta Dorada

by Tina Paterson






I hate Formosa.
D.

Obradorio A Casa Iluminada / Matadoiro Compostela

by Tina Paterson on 7.19.2016



Obradoiro de iluminación sobre o espazo baleiro da antiga Casa da Xuventude de Compostela.
Unha experiencia creativa de intervención lumínica do Matadoiro Compostela idea, creación e montaxe David Rodríguez coa colaboración de Xaquín Riera.


Casa da Xuventude, Casa Rosada, Matadoiro Compostela, Casa Iluminada… Traballamos desde o espazo para a intervención e a participación cidadá. O noso modelo de xestión permite intervir o espazo de traballo e convivencia desde as infinitas posibilidades que ofrece.

Durante este obradoiro imos intervir as distintas estancias do edificio a través dun traballo de iluminación efémera. Unha acción que pense as salas coma unha pel cambiante ou un espazo transformábel.

Grazas a todos os participantes e abrazo Yolanda Barrerio e Andrea Álvarez.

Venres 8 e sábado 9 de xullo (2016).
Lugar: Matadorio Compostela. Praza do Matadoiro. Santiago de Compostela
Y las fotos aquí

Amarduele

by Tina Paterson on 6.19.2016



Cruzo las montañas entre rocas, copas de árboles y veredas húmedas, y llego al llano brumoso mecido por un tren que despacito me está devolviendo a mi mundo. Ojeo perezoso en mi ordenador viejas películas... "Vivir su vida", me dice: "Hay que prestarse a los demás, y darse a uno mismo". Mis ojos se cierran. Me duele amar. Me duele estar. Abrir puertas, cruzar umbrales. Me duele enamorarme en milésimas de segundo. Batir todos los records mundiales de ojos, cuellos, dedos, de noches en vela. Luego, ella. Ella apoyada en la barandilla de una escalera que es como una cicatriz en la que cae atrapado un joven ebrio. Y el pobrecillo, no sabe salir, no pide ayuda, no se queja, no sabe que hacer, como si vivir atrapado, confundido y sin salida fuera nuestro sino. Ella, mientras contemplamos esos movimientos como dos científicos un ratón de laboratorio, me dice que esa cicatriz duele, y duele más saber que era noche oscura y aún no es del todo de día. Eso me turba y me duele el estómago. Ya sé que su piel, sus heridas, son su dolor también. Me mareo, soy ese borracho que no puede salir de esa escalera de caracol que le lleva siempre de vuelta. Amar duele. Duele, duelo. Mi duelo.
D.