Nuevo museo para Paseo del Prado 30, Madrid

by Tina Paterson on 7.24.2020



Salvemos la Casa de Socorro

by Tina Paterson




¡Salvemos la Casa de Socorro!

Salvemos la Casa de Socorro: El Barrio de la Letras de Madrid en lucha por un Centro de Salud en Gobernador 39. Queremos el "Centro de Salud Manuel Garrido" en la antigua Casa de Socorro en Gobernador 39 esquina Paseo del Prado 30. Defiende la Sanidad Pública, frente al Expolio.

¡Bienvenido, Mister Almeida!

by Tina Paterson on 7.19.2020


El miércoles se va a consumar el disparate berlanguiano del Ayuntamiento de Madrid defiendiendo el pelotazo cultural en el Paseo del Prado. Almeida, NO NOS CABE UN MUSEO MÁS. Necesitamos un Centro de Salud en Gobernador 39.

La cultura no es la excusa para el Expolio para lo Público. D.

Alexandre Bóveda en realidade

by Tina Paterson on 7.14.2020


 
Alexandre Bóveda en realidade.
Tina Paterson recupera e colorea unha imaxe do intelectual galeguista dentro do seu proxecto 'Enhanced Memory' de Belén López.

A xeración de Bóveda adicouse a colorear o futuro da sociedade e por iso foi represaliada. "Nós aínda os estamos a mirar en branco e negro: é hora de darlles cor". di Valentín García, neto de Alexandre Bóveda, intelectual galeguista nado en Ourense en 1903 e fusilado na Caeira en 1936. "Por iso é tan relevante o traballo que fai Tina Paterson", continúa. "Por un lado, a nivel sentimental, no noso caso, non dispoñiamos de ningunha fotografía de Bóveda que non fose en branco e negro. Eu mesmo estiven a punto de escribirlle para propoñerlle que traballase con algunha foto de Bóveda". Non fixo falta, o artista traballou sobre ela sen pedirllo. "O que fai é achegarse a como era en realidade. É marabilloso ver o resultado. Pero ademais, a nivel máis xeral, algo que parece tan inocuo como limpar e darlle cor a unha imaxe antiga, se se vincula á nosa memoria, reactualízaa, impide que sexa reabsorbida polo pasado".

Enhanced Memory ("Memoria mejorada") é un proxecto arredor da memoria histórica e da súa representación que realiza na rede Tina Paterson (seudónimo do creador e activista madrileño David Rodríguez). O traballo, que se pode seguir a través do seu blog, tinapaterson.com, e das súas redes sociais (en Twitter, por exemplo, @latinapaterson), consiste en rescatar imaxes relacionadas coa memoria histórica (de represaliados, exiliados, asasinados...), documentalas, limpalas e colorealas. "Básicamente trabajo sobre la imagen, la memoria y la identidad", explica Tina Paterson a través do correo electrónico. "Intento colaborar en la lucha contra la desmemoria y la desaparición paulatina e irreversible de estos documentos. Es paradójico que, en la época digital y de la sobreinformación, la memoria cada vez sea más frágil".


https://www.diariodepontevedra.es/articulo/cultura/alexandre-boveda-realidade/202007141716501095221.html

¡¡El Barrio de las Letras está en Peligro!!

by Tina Paterson




Con Almeida vuelven a Madrid las viejas películas de terror...

Almeida y el PP vuelven a hacer de las suyas. Vuelve la vieja política depredadora... Vuelve el Expolio de Madrid.

Intervención "La Acera de Mierda" del Paseo del Prado

by Tina Paterson on 7.04.2020


<
Paseo del Prado de Madrid... Por otro lado, viendo como Madrid y sus sucesivos ediles tratan a los peatones, no me extraña. Sólo falta ver cuanto dura... Madrid: Aceras de Mierda, ciudad de Mierda. D.

Antoni Benaiges y los alumnos de la escuela rural de Bañuelos de Bureba

by Tina Paterson on 6.22.2020



El Maestro Antoni Benaiges y los alumnos de la escuela rural de Bañuelos de Bureba (Burgos). ca. 1934-36. Coloreada.

"Antoni Benaiges nació en Mont-roig del Camp, Tarragona, en 1903. Se sacó el título de magisterio en 1929 y los primeros tres años de maestro los pasó en diferentes escuelas de Madrid. En 1932 volvió a Cataluña, a Vilanova i la Geltrú, como maestro interino de la Escuela Graduada de Niños, donde comenzó a probar las técnicas Freinet: La República abrió las aulas a las corrientes de renovación pedagógica que ya se habían iniciado en Cataluña a principios del siglo XX. Uno de estos movimientos, muy seguido en nuestro país, fue el del pedagogo francés Célestin Freinet (1896-1966), que proponía un método orientado a «dar la palabra al niño» y en el que la imprenta se convertía en un instrumento imprescindible para el aprendizaje y la socialización.

En 1934 le fue asignada la plaza en propiedad en Bañuelos de Bureba, provincia de Burgos. Una escuela abandonada por el Estado, sin materiales y con poco más recursos que la buena voluntad de alumnos y del maestro. El pueblo, pequeño y perdido, no tenía electricidad, ni agua corriente, ni teléfono, ni carretera. Un entorno similar al de otros maestros que estaban poniendo en práctica la técnica vanguardista de la imprenta en la escuela.

En 1936 el maestro les prometió que los llevaría a su casa familiar de Mont-roig del Camp para que conocieran el mar, pero el estallido de la Guerra civil y la detención, tortura y asesinato del maestro Benaiges por parte del frente nacional truncó para siempre aquella promesa. Benaiges fue enterrado en una fosa común, y aún no se han localizado sus restos."

- Textos de Sergi Bernal (http://desenterrant.blogspot.com/ )


- http://tinapaterson.com/wp/project/enhanced-memory

Fusilados

by Tina Paterson on 6.16.2020









Museo Nacional Centro de Arte Manuel Azaña

by Tina Paterson








Museo Nacional Centro de Arte Manuel Azaña. Plaza Juan Goytisolo, Madrid.
D.

Madrid Vintage en el Café Matilda

by Tina Paterson on 6.08.2020




Madrid Vintage. Tina Paterson. Café Matilda. Calle Almadén, 15 de Madrid. Desde junio 2020... D.

El “Madrid vintage” de la artista Tina Paterson

by Tina Paterson on 4.21.2020

Abr 18, 2020





Tina Paterson guarda su identidad y me dice que prefiere no contarme dónde nació, dónde vive o que edad tiene. La entrevista se la hacemos por cuestionario desde el confinamiento y después de descubrir su trabajo “Madrid vintage”. Su obra habla por ella misma y su página web explica más sobre su pensamiento artístico y social.

Paterson es una artista multidisciplinar que ilustra, escribe teatro, hace video arte, organiza talleres y pone en marcha proyectos de creación colectiva y movimientos sociales desde un activismo que marca toda su obra y día a día, como filosofía vital.

“Madrid vintage” es una colección realizada en 2018 y 2019 que recupera la identidad urbana de Madrid a través de la memoria.



“Madrid Vintage es un proyecto que ironiza sobre la visión del turismo y como esta construye nuestra propia identidad como ciudad. La idea de partida es, ¿cómo sería la imagen de Madrid si no se hubiesen destruido la mayoría de las cosas chulas de la ciudad, que son icónicas en otras ciudades del mundo? ¿Qué pasaría si estuviesen todavía aquí los autobuses de dos plantas, el metro y su decoración de azulejos original, el tranvía, etc?”, explica Tina Paterson.


“Aunque el origen de Madrid Vintage nunca fue comercial, están a la venta en el Café Matilda un local cercano a su casa y regentado por unos amigos suyos”.

¿Cuál es tu análisis del Madrid socio/cultural que dejamos antes del confinamiento? Madrid es importante, pero no tiene proyecto de ciudad. La prueba está en que siempre vota a alcaldes que proponen la involución o parar cualquier cambio social. Es una ciudad de gentes abiertas y amables, pero dominada por una mayoría muy rancia e incluso ruin.

¿Cómo crees que será el Madrid post COVID19? Todas las pandemias son un mal recuerdo, y está también lo será. Pasará el tiempo y se olvidará.

¿Qué es el arte para ti? El Museo del Prado. O la metáfora de un lugar lleno de belleza que puedes recorrer y hacer a tu medida solo con mirada. Y que siempre está ahí.

¿Debe el arte en su mensaje tener siempre un mensaje reivindicativo o por lo menos capaz de hacer preguntas incómodas? Debe ser así. Pero en realidad, como cualquier otra actividad humana. El neoliberalismo ha eliminado esa actitud de inconformismo de nuestra vida, y se ha relegado, como una reliquia, en el arte.

En tu arte activista reivindicas los barrios y la vida en la calle de Madrid. ¿Eres optimista sobre un futuro donde la tendencia sea esta? Madrid es una ciudad clasista y poco dada a la innovación social. De vez en cuando, la gente se organiza de un modo espontáneo para llevar algunos cambios a cabo, por tanto al margen de lo institucional. Estos trabajos colectivos suelen coincidir con lo momentos políticos más carcas: la gente se pone a producir junta y es bonito. Pero, es un espejismo que se suele acabar pronto.

¿Qué ciudades del mundo pueden ser referencia actual de lo que piensas y por lo que luchas? Viena y Lisboa: Me gustan sus tranvías.

¿En qué proyectos andas ahora? En estos momentos trabajo en un proyecto de coloreado de parte de la memoria fotográfica de la ciudad de Madrid con el objetivo de actualizarla para redescubrirla para la sociedad de hoy.










https://revistaplacet.es/el-madrid-vintage-de-la-artista-tina-paterson

Ilustraciones para M21 Magazine

by Tina Paterson on 1.13.2020



Mis ilustracioes para el mensual gratuito editado por M21 Radio del Ayuntamiento de Madrid.
Números 17, 20, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32 y 33 (años 2018-2019).


http://tinapaterson.com/wp/project/ilustraciones-para-m21-magazine/


D.

La crudeza del pasado a todo color

by Tina Paterson on 10.16.2019

La crudeza del pasado a todo color
Artículo de Juan Losa @jotalosa 
16/10/2019
https://www.publico.es/culturas/crudeza-pasado-color.html

Denunciar la desmemoria es un acto de justicia. Con esta máxima, un diseñador e ilustrador madrileño, que responde al alias de Tina Paterson, tiñe instantáneas de un tiempo que ya no es, y las devuelve al presente con la crudeza del color.




Franco y Millán Astray se abrazan mientras cantan junto a otros legionarios del Cuartel de Dar Riffien (Ceuta). Foto Bartolomé Ros. Archivo Familia Ros Amador. 


Tina Paterson es el sobrenombre de un artista madrileño que se dedica –entre otros muchos quehaceres– a colorear nuestro pasado como quien le pide las vueltas a ese vacío que es el paso del tiempo. Lo hace sin ínfulas, consciente de que lo suyo “no es más que una actualización más o menos precaria de nuestra memoria histórica”. El resultado sobrecoge; trozos de nuestra historia reciente que, previo paso por el laboratorio cromático de Paterson, se convierten en algo vivo, restos de otro tiempo que interpelan nuestro presente.

En palabras del propio autor, se trata de “un hackeo de nuestras colecciones de imágenes para quitarles las pelusas, redescubrirlas o pescar joyas olvidadas en ellas, para poder desplazarnos hoy, como viajeros del tiempo, a ese instante preciso”. Así es como la aparente gamberrada fotográfica, se torna búsqueda de la verdad, esa misma que el bando victorioso trató de soterrar sirviéndose de un “estado derecho” y una “cultura” impuestas.

Este proyecto es, en ese sentido, una humilde pero voluntariosa revuelta frente a esa Memoria tergiversada y mutilada que nos ha sido legada, una "lucha por la reconstrucción de la Memoria que cuando se lleva a cabo desde la historiografía, la experiencia o las redes sociales, en definitiva, desde posiciones no afines al poder, es siempre un acto de verdad y de justicia en España". Dicho de otro modo; revisitar la Historia desde los márgenes y proceder a la enmienda.


Para ello, Paterson nutre el experimento de deshechos. Descartes y series de negativos que no cautivaron al fotógrafo de turno en su día y que ahora, décadas después, son capaces de transmitir una atmósfera determinada. "Hay algo como de rescate, de reciclaje o de volver a poner en valor el olvido", precisa. Así, evidenciando esa dramática (e intencionada) elusión, el artista nos invita a no olvidar, a conocer lo que fuimos.





Niños jugando en el número 33 de la Calle Cabeza (Lavapiés, Madrid). Fotos Martín Santos Yubero. Archivo Regional CAM.



Buscando refugio en el metro durante los bombardeos. Estación de Tetuán. Año 1937. Foto Alfonso Sánchez Portela. Archivo MCARS.




Tras un bombardeo en el barrio de Vallecas, la gente desaloja los enseres que pueden y se preparan para marcharse tras quedarse sin casa. Foto Archivo BNE.


Subyace de este proyecto otra certeza, a saber; la capacidad del color para dotar de contemporaneidad a una imagen. Un mecanismo mental que, de forma inconsciente, hace que cataloguemos como remotas aquellas instantáneas reproducidas en blanco y negro. "Lo que sucedió –explica el autor– es que las limitaciones que impusieron la industria de la prensa gráfica e ilustrada así como los precios de la películas en color antes de la segunda guerra, hicieron que nuestra memoria histórica haya estado marcada por el blanco y negro. Pero en muchos casos, como una limitación. En ese sentido, creo que colorear es eliminar esa tara. Quizá por ello funciona".


No busquen melancolía aquí. Tampoco pataleos de postín. La revuelta cromática que plantea David va muy en serio y no duda en impugnar un relato que nos quiere indiferentes a nuestra propia historia. Sirvan estos afeites fotográficos para denunciar el gris al que nos sometieron, pero también para tomar partido de una vez por todas: "Nuestra generación debe asumir lo que le toca: o seguir como hasta ahora actuando con un perfil bajo viscotiniano del estilo todo cambia para que siga igual, o asumir el hecho de que vivimos en un país inventado por Franco, que exterminó o convirtió en apátridas a los partidarios de la justicia y los demócratas, y que nuestra democracia actual no fue más que un injerto en ese tronco podrido", apostilla Paterson.