Recordatorio

by Tina Paterson on 7.06.2009

Desconfía de la gente que se acerca a tí cuando tienes algo bueno entre manos.
Se reconocen fácil: te dan la razón, nadan en todas las aguas y no saben estar en su sitio.
Aquí, en una epoca, se les llamó trepas.
Una vez terminado el contacto, te intentarán hacer daño.
D.