Las ratas toman el barco

by Tina Paterson on 8.30.2010



Este es un país cutre. De gente cutre. La mayoría de las cosas se consiguen a base de favores. Prebendas cuyo prólogo son eternas comidas de oreja.

Es normal que de vez en cuando, trepas, mediocres y acomplejados quieran tomar el control.

Lo triste, es que la mayoría de las veces lo consiguen.

Pero sólo hay que arrastrarles a la luz, aguantar en dolor que nos quieren afligir, para que todos vean claramente su verdadera faz.
D.