Robado

by Tina Paterson on 9.17.2009

Cada vez que voy al mar y veo a todas esas familias repugnantes infestadas de críos cuellicortos e insoportables pienso en este texto de "Las tres hermanas" de Chejov:

"Nuestra ciudad existe desde hace 200 años, tiene cien mil habitantes, pero no hay ni uno solo que no se parezca a los demás./ Se limitan a comer, beber, dormir… Luego mueren, y nacen otros que también comen, beben y duermen y, para no reventar de aburrimiento, adoban su existencia con el chismorreo …/ Los hijos crecen bajo el yugo de una influencia irremediablemente vulgar, y se convierten como sus padres y sus madres, en sórdidos cadáveres parecidos los unos a los otros…."

Pillando de la Liddell. Quién tuviera tus cojones.
D.