Curioso

by Tina Paterson on 4.24.2009

Desde que soy niño no he visto, por debajo de la capa de hipocresía que nos cubre, otra actitud verdadera que la de criticar, reirse o atacar al débil, al generoso o al voluntarioso, y enzalzar, adorar o pelotear al que se dedica a fomentar la injusticia y la ingratitud.

En el mundo del arte, la finca de recreo del poder, ésto se reproduce exponencialmente.

Mientras, los jefes se siguen riendo de las curiosas costumbres sociales de sus siervos.
D.